domingo, 4 de diciembre de 2016

Paraguay: Salud, trabajo y familia, peticiones recurrentes de los fieles que llegan a la Basílica de Caacupé

Basílica de Caacupé - Imagen: De Signals - Trabajo propio, GFDL, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3969507
De a poco, los feligreses van emprendiendo camino rumbo a la Villa Serrana para participar del novenario de la Virgen de Caacupé.

Muchos inician su trayecto esperanzados en recibir su milagro de sanidad, de un trabajo digno o incluso de hallar en algún momento el amor; mientras otros, con corazón agradecido avanzan hacia al Santuario mariano para cumplir con la promesa hecha a la Virgen de los milagros.



Doña Francisca en perigranción a Caacupé - Imagen mspbs.gov.py
Su fe le devolvió la movilidad “Dieciséis años atrás me encontraba postrada en cama, no podía caminar. Los médicos no sabían porqué tenía espasmo, esto hacía que se me entumecieran las extremidades”, relató Francisca Mosqueira.

Comentó que un día, en sueños se le apareció la virgencita azul.

“Me mostró que yo iba caminando hasta la Basílica. Le prometí que si me hacía el milagro iría hasta su altar a visitarla.

Me hizo el milagro y cumplí la promesa”, recordó la mujer de 62 años, oriunda de la ciudad de Luque, quien con emoción afirmó que su fe le devolvió la movilidad.

 Desde entonces, doña Francisca, vestida con un ropaje similar al de la Virgen (vestido blanco y capa azul) peregrina todos los años desde Ypacaraí hasta la Basílica en agradecimiento y pidiendo a la Virgen su protección para con sus hijos.

Familia Jara en peregrinación a Caacupé - Imagen mspbs.gov.py
 “Vinimos a agradecer a la Virgen por lo bien que nos fue este año”, expresó don Demetrio Jara, quién junto a su esposa y sus hijos de 10 y 12 años subía la loma de Caacupé.

Añadió: “Nuestro pedido como familia es que culminemos bien este año y que el próximo sea mejor para todos los paraguayos, que tengamos salud y que por sobre todas las cosas nos proteja de la inseguridad reinante”.

Desde hace 5 años que don Demetrio realiza este peregrinaje.

“Ahora que mis hijos están más grande se suman a esta tradición”, mencionó.

Familias de la etnia Nivaclé en Caacupé - Imagen mspbs.gov.py
Desde Filadelfia, numerosas familias de la etnia Nivaclé se llegaron hasta la capital espiritual para participar de la festividad religiosa

“Partimos muy temprano en la madruga para visitar el Santuario.

Unas seis familias de la etnia vinimos a agradecer los milagros concedidos por la Virgen”, contó Crescencia Valdez de Arce.

Exteriorizó que su confianza en la Virgen de los Milagros hizo que su familia hoy esté más unida que nunca.

Experimentamos un cambio radical y hoy formamos parte del coro de la iglesia San José”, pronunció.

Por su parte, Mario Valdez, hermano de esta exteriorizó su dicha: “Le pedí a la Virgen para mi trabajo y para mi esposa y me concedió ambos milagros. Hoy vengo a agradecerle todo lo que hizo por mi y por mi familia”.

Don Mario reveló que por tres largos años estuvo desempleado. “Hoy día trabajo en una planta industrial de maní, en el Chaco, con el cual sustento a mi familia”, señaló.

Fuente del reportaje:  mspbs.gov.py

MSP y BS “Plan Operativo de Asistencia Sanitaria – Caacupé 2016” en marcha 

Video publicado por  ministeriodesaludpy el 1 dic. 2016

Recomendaciones para peregrinar A los efectos de evitar posibles descompensaciones o malestares durante la peregrinación a Caacupé, el Ministerio de Salud Pública insta a los feligreses:

Evitar la exposición directa a temperaturas elevadas, factor que prevalece como causa de estas complicaciones, principalmente entre las 10:00 y 17:00, debido a que en este periodo las radiaciones solares son mucho más peligrosas, dando lugar a cefalea, insolación, mareos y deshidratación.

En caso de tener un historial clínico de hipertensión, no olvidar de llevar sus medicamentos suministrados por su médico.

Los diabéticos con tratamiento de hipoglucemiante deben ingerir alimentos cada 2 horas.

Beber mucho líquido para evitar la deshidratación y compensar la pérdida de agua por el sudor.

Preferentemente evitar el tereré e hidratarse con agua mineral.

Prescindir del consumo de comidas muy saladas, como embutidos, ya que predispone a alterar la presión arterial.  En ese caso ingerir comidas ligeras como fruta, ensaladas y verduras.

Llevar accesorios como viseras, sombreros, lentes de sol, que puedan ayudar a protegerse del sol.

Utilizar protectores solares adecuados al tipo de piel.

No consumir bebidas alcohólicas, debido que deshidrata.

Usar ropa liviana y simple como camisetas, shorts, buzos, evitar utilizar camisilla o caminar con el torso desnudo.

En caso de urgencias llamar al servicio de SEME al 141. Fuente: mspbs.gov.py



El santuario de la Virgen de Caacupé es una basílica católica de Paraguay que fue inaugurada el 8 de diciembre de 1765 y que se ha convertido en un lugar de peregrinación de numerosos creyentes.

El nombre Caacupé proviene de la palabra guaraní ka’a kupé, que significa ‘detrás de la yerba’ o ‘detrás del bosque de yerba’. El término ka’aguý significa ‘monte’ (en su acepción como ‘bosque’), y ka’á es ‘yerba mate’. Se suele decir que Caacupé es la Capital Espiritual del Paraguay, porque cuenta con el mayor santuario del país.


Virgen de Caacupé
La popularidad de la Virgen de Caacupé en el territorio de la República del Paraguay es la más importante dentro de devocionario católico de la nación guaraní.

Por tal motivo, esta imagen de la Virgen María está consagrada como la Patrona y Señora Protectora de la República del Paraguay.

Tal título, es equivalente al que poseen la Virgen de Luján en la República Argentina y Nuestra Señora Aparecida en la República Federativa del Brasil
.
Las características de los pueblos del interior, así como su identidad cultural o folklórica y la continuidad de la tradición española, se manifiestan con la función patronal.

La madre de los paraguayos, orar y/o pagar la promesa el 8 de diciembre de cada año, su recordación popular, la que comienza con nueve días de anticipación, durante los cuales se reza el rosario, las campanas de la Iglesia en la hora cero acompañados de las estruendosas explosiones de bombas, cohetes, fuegos artificiales, etc., como anuncio del inicio de la Fiesta Patronal.

El Tupasy Ykua (manantial de la Virgen) es uno de los principales puntos del peregrinaje de la Virgen de los Milagros de Caacupé (Paraguay), que reune a miles de peregrinos el 8 de diciembre de cada año. Imagen: De Mateuverte - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=28151460
La vigilia que se corona con la tradicional Serenata a la Virgen: donde hay bailes típicos como "las galoperas", grupos folklóricos, alguno de ellos con arpa paraguaya y con los mariachis finaliza la serenata.

Los devotos acompañan este canto, de esta manera especial, saludan y homenajean a la Virgencita Azul. También en algunos lugares se prolonga 7 días más.

El papa Francisco elevó en su visita al Paraguay, este santuario al rango de Basílica Menor, el decreto, fue leído al terminar la celebración de la santa misa, el día sábado 11 de julio de 2015.

Es la segunda iglesia del Paraguay que cuenta con esta categoría.  Fuente: Wikipedia

Entradas populares